martes, 21 de agosto de 2012

DEMASIADO TIEMPO


Ya han pasado 20 años desde la última vez que la Selección Argentina de fútbol ingresó entre los cuatro primeros puestos del Campeonato Mundial. Demasiado tiempo para una Asociación que es considerada una potencia futbolística a nivel internacional y candidata, no solo al podio, sino también a alzarse con la copa en cada competición en la que se hace presente.

Esas dos décadas son el equivalente a cinco mundiales sin presencia argentina en semifinales, lugar al que sí han accedido en esas mismas citas trece Selecciones diferentes, tal es el caso de Suecia, Bulgaria, Croacia, Turquía y Corea del Sur, algunas de las cuales no tienen una destacada historia en este tipo de torneos. 

Cuando se habla de potencias futbolísticas, rápidamente se piensa en Brasil, Italia, Alemania y Argentina. Los penta campeones del mundo y los germanos se hicieron presentes en tres ocasiones en semifinales desde el Mundial de Estados Unidos en 1994 hasta el de Sudáfrica en el presente año; en tanto que los italianos lo hicieron en dos oportunidades. El grupo de los trece lo completan España, Portugal, Uruguay, Francia y Holanda; estos dos últimos estuvieron entre los cuatro mejores del mundo en dos ocasiones.

Muchas selecciones, muchos mundiales, muchos años y la Selección Argentina sigue sin aparecer entre los cuatro semifinalistas. La próxima cita mundialista será en el año 2014 en Brasil, en donde se renovará la esperanza de que la albiceleste consiga su tercer titulo y demuestre que la potencia futbolística solo estuvo "dormida" unos años; y no, que dejó de serlo.


   Crees que la Selección Argentina sigue siendo una de las potencias mundiales? Deja tu comentario e intercambiemos opiniones! Quiero saber de ti!



gonzaloperiodista77@gmail.com

2 comentarios:

bohemiofilosofico dijo...

buena nota! creo que la seleccion aparecerá en el proximo mundial. No solo porque tenemos a Messi, sino porque creo que el equipo va entendiendo como hacer jugar a Messi, y como jugar con Messi. A la vez , me asusta un poco. Depender de un futbolista no es futbol, es tener solo esperanzas en un Mesias y en este caso un salvador que es Messi. Todos los otros equipos que nombraste en la nota jugan como un equipo. Nosotros ponemos nuestra fé en un conductor: Messi. Es triste pero es real. Sino , no se puede explicar que tenemos a los mejores futbolistas, pero no juegan en conjunto. ¿Será algo de nuestra idiosincrasia? el egoísmo y el individualismo se ve mucho en la selección. Así no vamos a ningún lado. Las otras selecciones juegan en conjunto. Buena reflexión.

Gonzalo Nuñez dijo...

Hay un jugador excepcional y otros que lo pueden acompañar muy bien. El tema es que tantos años sin ganar un Mundial pueden llegar a pesar en el campo de juego!
Gracias por tu comentario bohemiofilosofico